CENTRAL DE ATENCIÓN: (11) 3511-3800
E-MAIL:info@gruposolucion.com.br

La interpretación nada más es que la traducción oral, y puede ser de dos modalidades: simultánea y consecutiva.

La contratación de un intérprete de conferencias puede ser necesaria en las más diversas ocasiones: acompañamiento de autoridades en la esfera pública o privada, expertos o artistas extranjeros, reuniones de negocios, inspección y auditoría de empresas, presentaciones y exposiciones, congresos y convenciones, filmaciones, entrenamiento etc. Hay dos modalidades de interpretación: la consecutiva y la simultánea.

 

Consecutiva

La interpretación consecutiva consiste cuando un orador, congresista expone su idea o raciocinio mientras el intérprete oye y (eventualmente) toma anotaciones. Cuando el orador hace un intervalo, el intérprete traduce lo que escuchó/anotó. Esta situación puede ocurrir en una reunión (cuando el intérprete traduce para los dos idiomas en los que la reunión acontece) o en una presentación formal, en una escena, con micrófonos etc. En esta modalidad, un intérprete no debe trabajar apenas por más de dos horas seguidas. Caso el evento tenga duración más larga, dos intérpretes deben ser contratados y trabajarán en turnos rotativos. Esa modalidad es indicada para pequeños eventos, con media de 06 (seis) personas.

 

Simultánea

La interpretación simultánea consiste cuando intérprete traduce al mismo tiempo en el que el orador habla. Ésta es la modalidad más común del trabajo del intérprete profesional, y normalmente es realizada por medio del uso de equipos: el orador habla en un auditorio, y los intérpretes, sentados en el fondo de la sala dentro de una cabina con aislamiento acústico, reciben la habla del orador por medio de un equipo fijo (equipos de traducción simultánea etc.) y la traducen simultáneamente. Su traducción es transmitida para los oyentes que reciben el sonido en pequeños equipos de traducción simultánea, acoplados a receptores portátiles.